MAESTRIA EN FILOSOFIA Y CRITICA DE LA CULTURA

Universidad Intercontinental

Pluralismo, ciudadanía y coordinación social

Presentación

La cultura ciudadana como objeto de estudio formal crea un ámbito convergente para diversas disciplinas y teorías. “Ciudadanía” es un concepto plurisémico, análogo, susceptible de diversas interpretaciones como lo es la misma cultura. Es difícil sostener que alguna teoría sobre la cultura ciudadana sea la correcta;  la versión verdadera y más acabada de lo que es o debe ser.

Este hecho, tiene repercusiones muy complejas dado su componente normativo. La ciudadanía debe servir como condición común, adhesión básica, compromiso con el colectivo del que se desprenden derechos y obligaciones. La falta de acuerdo respecto de lo que comprende la ciudadanía, más todavía, de los compromisos que entraña, afecta seriamente el proyecto de Estado. En los orígenes del “Estado moderno” fue la unificación moral bajo la idea de “nación” uno de los factores determinantes. La ciudadanía era cosa propia de una nación con la cual se poseían afinidades fundamentales de índole cultural y legal. Hoy día, la pluriculturalidad hace que ese tipo de ciudadanía y de nacionalidad parezcan rebasadas.

La educación para la ciudadanía es un asunto público tan importante como no lo podría ser otro. La educación se ordena a la formación del individuo para que sea capaz de participar política, económica, cultural, social y jurídicamente. Se puede decir que la educación para la ciudadanía es una condición a priori para la emergencia y manejo de cualquier otro asunto que se considere público. Por otro lado, es también un problema (issue)  en cuanto que la cultura ciudadana no es algo dado ni estático, sino por el contrario está en constante transformación, afectada por las tensiones disolventes del interés individual y las contradicciones propias de la acción colectiva (v.gr. dilema del prisionero, free raider, tragedia de los comunes), también es un problema a la luz de la necesidad de construir formas transversales y válidas de regulación en medio de la evolución de los valores morales. Finalmente, podemos afirmar que requiere la participación (no exclusiva) de un actor gubernamental como lo es la autoridad educativa que tiene –por la facultad constitucional consignada en el artículo 3º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos- la obligación de proveer la educación básica que promueva los valores de la democracia y el amor a la Patria. A pesar de que no se puede decir que la educación para la ciudadanía es responsabilidad exclusiva del gobierno, de hecho su participación es imprescindible para la coordinación, medición, programación y evaluación de los objetivos y contenidos de este capítulo de la educación. Por todo lo anterior podemos afirmar que la educación para la ciudadanía es una política pública (ROTH 1999, 19).

Como señalan Fischer y Forrester el análisis de política pública (FISCHER F. 1987) es una forma de filosofía política aplicada, en ello está también el que podemos afirmar que se trata el presente de un ejercicio de análisis sobre la política pública de educación para la ciudadanía.

El estudio de la cultura ciudadana desde un enfoque económico puede verse al menos en dos perspectivas. Por una parte analizando los costos reales de conductas anti cívicas que producen perjuicios medibles en términos de pérdidas económicas, transferencias y sobreprecios, pérdida de capital social y de capital humano. También pueden revisarse sus implicaciones económicas a través de los costos de transacción que dificultan el funcionamiento de la economía dada la incertidumbre respecto al funcionamiento social, la protección del individuo y la prevalencia de las leyes. En este sentido, son de particular interés los estudios de transparencia internacional que han ayudado a medir los costos de la corrupción y traducirlos en desventajas para la competitividad de las empresas. También pueden encontrarse estudios por parte de la Organización Mundial de la Salud que permiten medir los costos derivados de la violencia (tratamientos médicos, rehabilitación, pérdida de vidas). Existe también un enfoque más bien prospectivo y de eficiencia según el cual la ausencia de un nivel aceptable de cultura ciudadana, de civismo y respeto al orden legal e institucional sólo puede compensarse mediante crecientes gastos gubernamentales en seguridad, control social, judicial y penal; también por el costo creciente de servicios públicos cuando son mal empleados, desperdiciados, o francamente destruidos por ciudadanos, con la consecuente pérdida de eficiencia general, inequidad social y lastre al desarrollo. Como apunta Etzioni: Atender a la cultura ciudadana permitirá hacer compatible la autonomía personal con los imperativos de orden y bien común  y como propone bajo el concepto de nueva regla de oro “respeta y defiende el orden moral de la sociedad de la misma manera que harías que la sociedad respetara y defendiera tu autonomía” (Etzioni 1999, 18 y 189). Etzioni ve implicancias económicas determinantes como resultado de la prevalencia de los valores de orden normativo y autonomía, la presencia de estos redunda en una mayor eficiencia del sistema económico, en buena medida esta constatación la ha hecho insistentemente la escuela neoinstitucional respecto a la cual queremos enfatizar la existencia de tres órdenes normativos (institucionales): ley, costumbre y ética.

Programa

  Ejercicio  Video Lectura Fecha límite
 1 Introducción: problemas de la conjunción entre ética, moral y ciudadanía en una sociedad democrática  Ejercicio no. 1 Quizstar  Video CLASE 1Ver Video Introductorio a Atienza  Lectura  27 de agosto
 2 La justicia en la República, viejos problemas  Ejercicio no. 2 en Quisztar  Ver video introductorio  Leer La República libro 1  27 de agosto
3 Kant, racionalidad ética y ciudadanía Ejercicio no. 3 VerVideointroductorio Lectura Sept. 3
4 Cómo remodelar una sociedad con base en la ética Ejercicio 4 Foro de discusión Ver película “Mockus en Bogotá” Sept 10
5 Debate normativo sobre la ética en un sistema social Ejercicio 5. Foro de discusión  Video introductorio Lectura Sept 17
6 Rediseño del sistema Ejercicio no. 6  Ver video introductorio Leer. Ackoff R. Sept. 24
7. Tres sistemas normativos Ejercicio no. 7 Leer GM2 Nov. 12
8. Bourdieu y el sistema de división de clases Ejercicio no. 8 Leer Bourdieu, Capital cultural, escuela y espacio social, Cap. 2 Espacio social y espacio simbólico. Oct. 8
9. Bourdieu y la teoría de los sistemas de control social Ejercicio 9, Foro de discusión Leer Bourdieu Oct. 15
10. Construcción de un modelo analítico para mi ciudad Ensayo 1. Elaboración y presentación Oct. 22
11. Sistemas de control y reproducción social Ejercicio no. 11 Leer: Bernstein y Díaz, Hacia una teoría del discurso pedagógico    Oct. 29
12. El control simbólico Ejercicio 12 Foro de Discusión Leer: Bernstein y Solomon, ‘Pedagogy, identity and the construction of a theory of symbolic control’ Basil Bernstein questioned by Joseph Solomon Nov. 5
13. Debate en torno a los sistemas normativos Ejercicio no. 13Foro de discusión Leer: Ley o moral, ¿cuál prima? Nov. 19
14. Ponencia Nov. 26
15. Reforma ética desde la cultura ciudadana Ensayo 2 Presentación de ensayo final y comentarios Dic. 3

BibliografíaBibliografía

Ackoff  R., Emery F., On porpouseful systems, Aldine-Atherton, Chicago, 1972. PP. 237-247

Almond G., Verba S. (coords). The civic culture revisited. USA: Little Brown and co., 1980.

Almond, G., Verba, S. The Civic Culture: Political Attitudes and Democracy in Five Nations. Newbury Park, CA.: 1989, 1989.

Atkinson, Paul. ATKINSON Paul, Language, Structure, and Reproduction: An Introduction to the Sociology of Basil Bernstein. Londres: Methuen, 1985.

Bernstein B., Díaz M., Hacia una teoría del discurso pedagógico, disponible en internet: http://www.pedagogica.edu.co/storage/rce/articulos/15_08ens.pdf

Bernstein B., Solomon J., “‘Pedagogy, identity and the construction of a theory of symbolic control’ Basil Bernstein questioned by Joseph Solomon” en British Journal of sociology of Education, vol 20. No. 2, 1999.

Bernstein, Basil. Class, Codes and Control, Volume 1: Theoretical Studies towards a Sociology of Language. Londres: Routledge & Kegan Paul, 1971.

Bernstein, Basil. Pedagogía, control simbólico e identidad. Madrid: Moratá, 1998.

Bourdieu Pierre, Capital cultural, escuela y espacio social, Siglo XXI, México, 2008.

Bourdieu Pierre, Cosas dichas, Gedisa, Barcelona,1987.

Cortés Guardado, Marco Antonio. Virtudes Cívicas, identidad y cultura política en México. Guadalajara: Universidad de Guadalajara, 2005.

Cortina Adela y García-Marzá Domingo, Eds., Razón pública y éticas aplicadas, Técnos, Madrid, 2007.

Fagothey, Ética, Teoría y aplicación, McGraw Hill, México.

Ferrajoli, Luigi. Derechos y garantías: la ley del más débil. Madrid: Trottal, 2004.

Fischer F., Forester J. Confronting values in policy analysis: the politics of criteria. Sage, 1987.

Gharajedaghi, Jamshid. Systems Thinking: managing chaos and complexity.  Elsevier, E.U.A., 2006.

Green, Thomas. «Policy Questions: a conceptual study.» Education Policy Analysis Archives, Volume 2 Number 7, April 15, 1994: Disponible en internet: http://epaa.asu.edu/epaa/v2n7.html.

Kant, Immanuel. Crítica de la Razón Práctica. México: Porrúa, 1999.

Kant I., «Acerca de la relación entre teoría y práctica en la Moral (En respuesta a unas cuantas objeciones del profesor Garve)», «De la relación entre teoría y práctica en el Derecho político (Contra Hobbes)» en Teoría y práctica, Madrid, Tecnos, 1993.

Mockus A., Corzo J. “Ley o moral, ¿cuál prima?”  en Análisis político n° 54, Bogotá, mayo-agosto, 2005: págs. 03-1http://www.seminario2007.unal.edu.co/documentos/Ley%20o%20Moral,Cual%20Prima.pdf

Mockus, Antanas. Anfibios culturales y divorcio entre ley, moral y cultura. 3 de octubre de 2009.www.lablaa.org/blaavirtual/revistas/analisispolitico/ap21.pdf.

— “Convivencia como armonización de ley, moral y cultura” en Perspectivas, vol. XXXII, n° 1, marzo 2002

Villegas Cristina, “¿Sujeción de la moral a la ley? Comentarios al artículo de Antanas Mockus y Jimmy Corzo” enAnálisis polítıco nº 49, Bogotá, mayo-agosto 2003: págs. 83-86.

Evaluación

  • Actividades: El curso se compone de 7 actividades  que reclaman la lectura, síntesis y comprensión de los textos propuestos. Valor 50% de la calificación final.
  • Participación en Foros: Comentarios sobre las lecturas y debate de ideas entre compañeros, 5 ejercicios. Valor, 20% de la calificación final.
  • Ensayos. Dos ensayos temáticos elaborados conforme a la guía respectiva. Valor 30% de la calificación final.

Notas:

  • Elementos de la evaluación: se recompensará la originalidad y la profundidad de la investigación y la argumentación.
  • Sanciones: Plagio o manejo de información sin citar las fuentes se castigará anulando el trabajo o reprobando la materia, según la gravedad del caso.

El sistema de evaluación será http://quizstar.4teachers.org/indexs.jsp

Presentación de la materia